La recuperación integral del entorno del puente de Trujillo, con cargo al FEDER-DUSI, más cerca de su consecución

El Ayuntamiento de Plasencia ha alcanzado un acuerdo definitivo de compra y permuta con los propietarios de los inmuebles ubicados en la zona baja del puente Trujillo, cuya adquisición es fundamental para la ejecución del proyecto de recuperación integral del entorno.

El Gobierno municipal tiene previsto invertir 574.000 euros, procedentes de los fondos europeos EDUSI, en la recuperación del entorno del puente Trujillo de la capital del Jerte, que en la actualidad presenta una importante degradación y cuya adecuación ya ha comenzado.

El Consistorio lleva ocho años “trabajando para diseñar la mejor opción que posibilite mejorar este espacio, una de las principales entradas a la ciudad histórica, para ponerlo al servicio de los ciudadanos”, ha explicado el alcalde, Fernando Pizarro.

La primera fase de la actuación ya está en marcha, con la construcción de un nuevo aparcamiento público de 120 plazas en la calle Eulogio González, cuya inversión, cifrada en 1.347.787 euros, está cofinanciada por la Diputación de Cáceres y los fondos europeos.

A partir de aquí y gracias a la adquisición por parte del Gobierno local de los edificios y construcciones existentes en el entorno del puente Trujillo, mediante expropiaciones y permutas de terrenos, se pretende poner en valor toda la manzana -de unos 2.000 metros cuadrados- con un mirador, zonas verdes y peatonales.

En este sentido, el primer edil ha avanzado que los trabajos para poder demoler los citados edificios ya han dado comienzo tras haber sido adjudicados a una empresa placentina por un importe total de 23.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses.

Las expropiaciones en esta zona empezaron hace más de una década y finalizaron el pasado mes de junio con la compra de los dos últimos locales por un precio de 226.000 euros, tras la tasación por parte del Tribunal de Valoración de la Junta de Extremadura.

Por otra parte, el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo definitivo con los tres propietarios de los cuatro inmuebles ubicados en la parte baja, según ha adelantado Pizarro.

En este sentido, el primer edil ha explicado que el acuerdo incluye el pago de 80.000 euros y la cesión de dos parcelas municipales en la urbanización de Ciudad Jardín.

“Tres de estas construcciones serán derribadas en breve, mientras que la cuarta, conocida como el molino de Tajabor, será rehabilitado como nuevo elemento turístico de la ciudad”, ha agregado el alcalde.

Una vez terminados todos los procesos, se llevará a Pleno la cesión de los terrenos a Diputación de Cáceres para, a través de los fondos europeos EDUSI “Plasencia y su entorno” realizar la reforma del entorno bajo un diseño de la arquitecta placentina Raquel Málaga.

En la actualidad solo es transitable uno de los cinco ojos del puente y una vez que se lleven a cabo las obras, que tendrán un plazo de ejecución de unos nueve meses, se habilitarán tres más, dos para el tráfico rodado y otros dos para los peatones.